Teleprensa
Hogar Moda & Belleza

Claves para mantener la piel saludable después de los 60

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano y con el pasar de los años va perdiendo grosor, elasticidad y humectación, por lo que se hace más propensa a irritaciones que necesitan cuidados especiales.

Según Maribel Sánchez Lavado, cosmetóloga de Clínica Dermatológica Internacional, “Las fibras que componen la capa interna de la piel y que forman su estructura de sostén pierden la capacidad para retener agua, y su número y organización es menor, lo cual tiene como consecuencia una menor hidratación y falta de tersura.

Los principales signos que detectamos a esta edad son la aparición de arrugas, sequedad y manchas, por lo que “existen varios pasos imprescindibles a la hora de cuidar la piel, como proporcionar una mayor hidratación y nutrición, el uso de renovadores celulares que estimulen la producción de colágeno, y antioxidantes para bloquear el proceso oxidativo para conseguir mejorar la luminosidad”, indica Maribel Sánchez.

Hidratación y protección solar

La CDC, recomienda aplicar protector solar con factor 50 o más, mínimo 3 veces al día, sin importar qué tanta exposición se tenga a la luz solar. Asimismo, es aconsejable el uso de implementos de protección como, sombreros, gorras y ropa de manga larga cuando se vaya a tener exposición directa con los rayos del sol.

En cuanto a la hidratación, es primordial beber al menos 2,5 litros de agua al día, ya que una buena hidratación en la piel ayudará a que ésta se mantenga elástica y cumpla su función de barrera adecuadamente.

Nutrición adecuada

La academia española de dermatología y venereología, establece que una mala y pobre nutrición es la responsable de hasta un 30% de la generación de arrugas, por lo que es recomendable llevar una dieta sana y equilibrada con alimentos de todos los grupos, en especial frutas y verduras.

Por otra parte, para garantizar el cuidado de la piel es importante tener en cuenta algunos alimentos que son específicos antioxidantes y que poseen ciertas vitaminas que ayudarán a mejorar su apariencia, entre estos están:

  • Antioxidantes: Arándanos, ciruelas, uvas, frutos secos, cebollas moradas, frutos del bosque y manzanas.
  • Grasas saludables con alto contenido de Omega 3: Salmón, nueces, coliflor, mariscos y aceite de oliva para mantener la piel joven, protegida y luminosa.
  • Vitamina C: Naranja, limones, kiwis, brócoli, pimientos y espinacas.
  • Vitamina E: Aceitunas verdes, espinacas, semillas de girasol y almendras.

Cuidados especiales para el contorno de ojo

Mientras que a otras edades nos centraremos en hidratar o combatir los signos del cansancio en la mirada, a los 60 años Maribel Sánchez aconseja “combinar dos tipos de activos utilizando productos específicos para el día y la noche”. Por la mañana recomienda optar por péptidos tensores «que ayuden a relajar la zona», para la noche el consejo es apostar por el retinol pero “en una concentración adaptada a esta zona, que suele ser más delicada y frágil”.

Atención médica

Existen algunas medidas generales para el cuidado de la piel que se pueden aplicar en todos los adultos mayores; sin embargo, dependiendo del estado clínico de la persona, un dermatólogo brindará recomendaciones específicas para tratar ciertas afecciones.

Vía: Colombia.com, Vogue.

Related posts

5 trucos para darle una pastilla a un perro

Redacción Teleprensa

Consejos y cuidados para personas calvas

Redacción Teleprensa

¿Cómo preparar el pescado seco con el toque migueleño?

Tatiana Iraheta