Teleprensa
Internacionales

¿Cuáles son los temas de América Latina en la 77 Asamblea General de la ONU?

Washington DC — La Voz de América

Los 33 países latinoamericanos que comienzan sus disertaciones este martes ante la 77ª Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) con los presidentes de Brasil, Honduras, Guatemala, El Salvador y Chile ante el foro de naciones, llegan -como el resto de países- en momentos de turbulencia económica y desigualdad.

La elevada inflación ha tocado picos históricos en más de 40 años en potencias económicas como Estados Unidos -con el registro en junio de hasta el 9,1% de inflación– ha sido un golpe en el bolsillo de los latinoamericanos que arrastran todavía una lenta recuperación post pandemia.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en su informe más reciente, ha dicho que la región afronta “un escenario de bajo crecimiento y aceleración inflacionaria que presenta la economía global” que, aunado a un menor crecimiento del comercio “y el endurecimiento de las condiciones financieras globales, afectarán negativamente a los países de la región”.

La economía crecerá un promedio regional del 2,7%, según el​ ‘Estudio Económico de América Latina y el Caribe: Dinámicas y desafíos para impu​lsar la recuperación sostenible e inclusiva‘, crecimiento que estaría muy por debajo del efecto rebote que experimentó la región en 2021 luego de la reapertura posterior al cierre por la pandemia de COVID-19 durante 2020.

«En un contexto de múltiples objetivos y crecientes restricciones se requiere una coordinación de políticas macroeconómicas que apoyen la aceleración del crecimiento, la inversión, la reducción de la pobreza y la desigualdad, a la vez que enfrentan la dinámica inflacionaria”, declaró Mario Cimoli, secretario ejecutivo interino de la CEPAL, al presentar el informe a finales de agosto.

Insostenible negación al cambio climático

El secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió recientemente que esta Asamblea General “se reúne en un momento de gran peligro” porque “las brechas geoestratégicas son las más amplias desde al menos la Guerra Fría”, lo que dificulta dar una respuesta a los “dramáticos desafíos que enfrentamos”.

El titular del máximo organismo del consenso global ha dicho que este es un contexto que está marcado por los efectos del cambio climático, que ha desatado olas migratorias, ha profundizado la pobreza en amplias regiones del mundo y más peligroso aún ampliado la desigualdad.

“Nuestro mundo está arruinado por la guerra, azotado por el caos climático, marcado por el odio y avergonzado por la pobreza, el hambre y la desigualdad (…) la crisis del costo de la vida está golpeando más duramente a las personas y comunidades más pobres, con efectos dramáticos”, opinó recientemente Guterres en rueda de prensa.

Guterres ha manifestado su preocupación acerca de que los países en desarrollo carecen de espacio fiscal «y no tienen acceso a los recursos financieros necesarios para recuperarse de la pandemia de COVID-19 y proteger a su gente del impacto devastador del cambio climático”.

En este contexto llegan las naciones latinoamericanas al encuentro de presidentes, delegaciones gubernamentales y de la sociedad civil, que este año se reúnen en Nueva York bajo el título: ‘Un momento decisivo: soluciones transformadoras para desafíos entrelazados’.

La perspectiva desde Centroamérica

El exrepresentante de El Salvador en Naciones Unidas y embajador de El Salvador en Estados Unidos, Rubén Zamora, dijo a la Voz de América que hay organismos en Naciones Unidas como lo es el de derechos humanos que va a marcar la agenda de la 77ª Asamblea General.

“Es muy difícil definir el rumbo de la temática, sin embargo hay organismos de la ONU que son más neutrales en torno a ideologías. El de Derechos Humanos, por ejemplo, está haciendo señalamientos muy serios tanto a El Salvador como a Nicaragua”, dijo Zamora.

El 15 de septiembre, el pleno del Parlamento Europeo condenó por mayoría abrumadora la “represión” en Nicaragua contra ciudadanos y religiosos.

Horas después, el presidente de El Salvador anunciaba la intención de reelegirse en las presidenciales de 2024. Un camino imposible de seguir de acuerdo a tres artículos de la Constitución de ese país.

Ese panorama hace que expertos en relaciones internacionales, como Napoleón Campos, aseguren que la “recuperación del multilateralismo” en el mundo será clave en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Uno, por la ruptura de la misma tras la invasión de Rusia a Ucrania y dos porque en Centroamérica esa visión está por perderse.

“En países como Nicaragua, Honduras, Guatemala y El Salvador parece que se pierde este enfoque de multilateralismo y se cree que las acciones que se hacen desde el poder de turno tienen supremacía sobre los compromisos internacionales”, dijo Campos a la Voz de América.

Nicaragua y El Salvador fueron los únicos países de la región centroamericana que se han mantenido callados ante la condena internacional a Rusia por la guerra en Europa Oriental. “Al parecer estos países no condenan las rupturas del sistema internacional”, agregó el experto.

En la Asamblea no faltará la promoción de más condenas, sostuvo Campos, lo que dejará espacio a Centroamérica para ubicarse al lado de la mayoría democrática o aislarse de ella.

“La violación a los derechos humanos que acontece en Nicaragua y la ruta que lleva El Salvador sí prosigue los sucesos lamentables que han desembocado (…) el anuncio del presidente Nayib Bukele de que está dispuesto a violar la letra de la Constitución para la reelección es un hecho que no hace más que vaticinar un deterioro mayor de la situación política del país ya de por sí agravada”, puntualizó Campos.

Related posts

Estadounidenses salen de China y llegan a Alaska

Redacción Teleprensa

Liz Truss anuncia su dimisión como primera ministra de Reino Unido

Jorge Medina

Trump afirma que dejará la Casa Blanca si el Colegio Electoral certifica la victoria de Biden

Redacción Teleprensa