Teleprensa
Internacionales

La comisión que investiga el asalto al Capitolio alega que Trump encendió la mecha

La comisión del Congreso que investiga los disturbios del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos el año pasado alegó el martes que el expresidente Donald Trump desató el caos con una «invitación explosiva» para que sus partidarios fueran a Washington para tratar de bloquear la certificación de su derrota electoral ante el demócrata Joe Biden.

El comité dijo que un tuit incendiario que Trump emitió en la madrugada del 19 de diciembre de 2020 se produjo después de que ignoró los repetidos consejos de sus asesores de la Casa Blanca de que aceptara la realidad de que había perdido y que no había evidencia de fraude que fuera suficiente para cambiar el resultado.

Después de una larga reunión en la Casa Blanca con asesores que apoyaban su continua lucha contra el resultado de las elecciones y otros que le aconsejaban aceptar su derrota, Trump tuiteó: «Estadísticamente es imposible haber perdido las elecciones de 2020. Gran protesta en DC el 6 de enero. ¡Estén allí, será salvaje!»

El comité mostró fragmentos de videos de algunos de los más fervientes partidarios derechistas de Trump instando a sus compañeros a reunirse en la capital del país para tratar de impedir que el Congreso ratificara que Biden había ganado las elecciones.

En un clip, se pudo ver al comunicador y promotor de conspiraciones Alex Jones arengando a sus espectadores: «Ahora está llamando a la gente. El tiempo de los juegos ha terminado».

El congresista Jamie Raskin, uno de los miembros del comité, aseguró que el tuit de Trump «resonó de manera generalizada en línea».

El comité mostró un fragmento de video de Steve Bannon, ex asistente de Trump en la Casa Blanca, diciendo el día antes de la insurrección del 6 de enero: «Mañana se desatará el infierno. Todo lo que puedo decir es, ‘Pónganse el cinturón'».

Se muestra desde una pantalla la declaración en video de Rudy Giuliani mientras el comité selecto de la Cámara que investiga el ataque del 6 de enero al Capitolio de EEUU en audiencia del 12 de julio de 2022.

El comité reprodujo un clip de un empleado de Twitter, cuya identidad no fue divulgada, que aseguró que el tuit de Trump era representativo de «una mafia organizada».

«El líder de su causa les pedía que se unieran a él», concluyó.

En un testimonio grabado en video, el abogado de Trump en la Casa Blanca, Pat Cipollone, dijo que estaba de acuerdo en que Trump debería reconocer la derrota, al igual que la hija de Trump, Ivanka, por aquel entonces asesora de la Casa Blanca.

En cambio, Trump aceptó el consejo de dos de sus asesores legales, el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani y Sidney Powell, y el ejecutivo de negocios Patrick Byrne, con quienes se reunió la noche del 18 de diciembre, para seguir seguir buscando un camino para aferrarse a la presidencia.

Apoyo extremo

Otros testimonios se centraron en el papel que jugaron los Proud Boys, un grupo neofascista, y los Oath Keepers, otro grupo de derecha que apoya la reelección de Trump.

Cinco líderes de Proud Boys han sido acusados de conspiración sediciosa en relación con la insurrección en el Capitolio y esperan juicio a finales de este año. Se ha presentado el mismo cargo contra 11 Oath Keepers, tres de los cuales ya se han declarado culpables.

Trump se ha burlado de la investigación del comité, llamando a sus nueve miembros, siete demócratas y dos republicanos, «matones políticos».

La pregunta que enfrenta el panel de investigación es mostrar qué vínculo, si es que hubo alguno, tenían los grupos extremistas específicamente con Trump, al tiempo que detalla de manera más amplia los contactos que tuvieron con sus socios políticos mientras buscaba retener el poder alterando el conteo oficial de votos estado por estado.

Los manifestantes que irrumpieron en el Capitolio saquearon las oficinas del Congreso, se pelearon con la policía y bloquearon durante horas la certificación de la victoria de Biden. Finalmente, el edificio del Capitolio, un símbolo de la democracia estadounidense, fue despejado y la victoria de Biden fue certificada al ganar la votación del Colegio Electoral por un conteo de 306-232.

En Estados Unidos, los presidentes se eligen efectivamente en elecciones separadas en cada uno de los 50 estados, no a través del voto popular nacional. El número de votos electorales de cada estado depende de su población, y los estados más grandes tienen la mayor influencia.

Stephen Ayres, a la izquierda, quien se declaró culpable por última vez en junio de 2022 de alteración del orden público y alteración del orden público en un edificio restringido, habla con el oficial del Departamento de Policía Metropolitana de Washington, Daniel Hodges, mientras finaliza en Washington la audiencia con el comité selecto de la Cámara que investiga el ataque del 6 de enero al Capitolio, el 12 de julio de 2022.

Desde entonces, más de 800 de los manifestantes han sido acusados de una variedad de delitos, desde allanamiento de morada hasta agresiones a agentes de policía, y más de 300 se han declarado culpables o han sido condenados en juicios. Las sentencias van desde unas pocas semanas de prisión hasta más de cuatro años. Los cargos de sedición presentados contra Proud Boys y Oath Keepers conllevan términos sustancialmente más largos.

Durante el fin de semana, Trump dijo en una carta que permitiría que Bannon testifique ante el panel de investigación. También dijo que el comité «no permitió el debido proceso, ni el contrainterrogatorio, ni la presencia o entrevista de miembros o auténticos testigos republicanos. Es una pantomima partidista».

Los republicanos bloquearon inicialmente una investigación independiente a gran escala que habría seguido el patrón de la investigación de los ataques terroristas de 2001 en Estados Unidos.

Créditos imagen: AP

Related posts

Cambio climático podría incluirse en plan migratorio para el Triángulo Norte según expertos

Mario Rogel

Covid-19 aumenta riesgo de coágulo sanguíneo hasta seis meses después de contagio, según estudio

AFP

Biden apuesta por vacunar a 200 millones de personas en sus primeros 100 días

André Sandoval