Teleprensa
Internacionales

¿Cómo ha reaccionado la comunidad internacional a las protestas en Cuba?

Washington – EE.UU. (Voz de América)

En los últimos tiempos ha habido una mayor condena a nivel global a las acciones de la isla en materia de derechos humanos, más allá del histórico respaldo de Estados Unidos a cambios democráticos en Cuba, pero el gobierno comunista de la isla todavía goza de cierto “silencio” de parte de la comunidad internacional, dijo a la VOA el analista en  temas cubanos Ted Henken, basado en Baruch College de Nueva York.

Cuba entró en los titulares de esta semana con miles de cubanos protestando en las calles de un extremo al otro de la isla contra el orden de cosas, pasando por la devastada economía, la gestión del Gobierno de Miguel Díaz-Canel durante la pandemia y la agudización de las carencias materiales, desde alimentos hasta medicinas durante más de 60 años.

“Cuba sí todavía tiene en el foro internacional un papel o una posición de respeto o también de silencio en cuanto a criticar su actuar doméstico, en parte porque esos mismos países reciben ayuda a través de médicos, o quizás que esos países practican cosas similares y no quieren ser criticados ellos mismos”, dijo Henken en entrevista con la VOA.

No obstante, dijo que ha habido “un cambio paulatino en esa imagen del paraíso que ha vendido Cuba durante tanto tiempo y eso ya no se acepta tan fácilmente”.

“Todavía sí hay silencio, pero no se ve muchas veces ya ese apoyo claro y entusiasta que se veía antes”, afirmó.

El reclamo del canciller de España

El nuevo ministro de Relaciones Exteriores de España, José Manuel Albares, respondió este martes con una aireada presión diplomática a Cuba para pedir la “liberación inmediata” de la corresponsal del periódico ABC, Camila Acosta, detenida el lunes por las fuerzas de seguridad de la isla y acusada de “delitos contra la seguridad del Estado”.

«España defiende el derecho a manifestarse libre y pacíficamente y pide a las autoridades cubanas que lo respeten (…) Exigimos la inmediata liberación de Camila Acosta», dijo el titular de exteriores a través de un tuit.

La periodista está entre centenares de detenidos en las redadas tras las protestas del domingo. Medios internacionales informaron que al menos 20 comunicadores que cubrieron las protestas han sido detenidos y fueron incautados sus equipos.

¿Dónde está Michelle Bachelet?

José Miguel Vivanco, director ejecutivo de la División de las Américas de Human Rights Watch (HRW), instó a la Alta Comisionado para los derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, a que se pronuncie sobre el caso de Cuba.

Una vez más el Gobierno de La Habana ha negado que haya cometido abusos ni incitado a la violencia, sin embargo personas heridas, un muerto y decenas de detenidos sí fueron reconocidos por el gobierno de la isla.

Las protestas en la isla también ganaron en notoriedad -no solo porque no hay precedentes de lo ocurrido este fin de semana en más de 60 años- sino porque también exiliados han salido a las calles de varios países en la región y en Europa para apoyar en sus demandas de cambios en Cuba a los cubanos en la isla. En Estados Unidos, ciudades como Nueva York, Miami y Washington han escuchado los llamados de «democracia» y «libertad» para Cuba.

La sede de Naciones Unidas, por ejemplo, fue el objetivo de los manifestantes cubanos en el área de Nueva York el miércoles. Hasta allí llegaron con peticiones precisas para el Secretario General y criticando lo que consideran como su inacción.

“A la ONU le pedimos, que si realmente no tiene vínculos con el comunismo, si realmente están para ayudar a los países que sufren de una dictadura como la de los Castro que hoy demuestren, de verdad, que están a favor de la libertad y de la paz en el mundo. Que lo hagan, que tomen acción hoy y ayuden a ese pueblo de Cuba que lo necesita”, dijo Lorenzo, un emigrado cubano que llegó hasta la sede de la ONU en Nueva York a manifestarse.

“Si Cuba está en la calle, Bolivia también” es la consigna con la que residentes cubanos se organizaron esta semana en el departamento de Santa Cruz. Pero también en Bolivia, el presidente Luis Arce expresó su pleno respaldo al Gobierno de Miguel Díaz-Canel ante lo que considera “acciones desestabilizadoras”.

“Seguimos muy de cerca la situación allí (en Cuba). Nos preocupan los informes (…) de la muerte de un manifestante. Nuestra posición ha sido muy clara, en que las manifestaciones deben realizarse pacíficamente y que se debe respetar el derecho a la libertad de expresión y congregaciones pacíficas», dijo a la VOA Florencia Soto, vocera del Secretario General de la ONU, Antonio Guterres.

«Queremos asegurarnos de que se respeten los derechos básicos de las personas», afirmó. Otros detalles o posibles acciones respecto a la situación en Cuba no han sido revelados desde la ONU.

Soto reiteró que cualquier acción de la ONU debería ser iniciada desde el Consejo de Seguridad, donde hasta el momento el tema no ha sido abordado. El embajador ruso Dmitry Polyanskiy, integrante de Consejo de Seguridad, dijo a la VOA el lunes que la reciente protesta es «un tema interno de Cuba».

«Un manifestante pacífico no es un criminal»

Las imágenes que circulan en las redes sociales desde el domingo muestran a miles de cubanos  marchando pacíficamente. No obstante, videos y fotografías mostraron incidentes de violencia y personas heridas durante enfrentamientos con la policía. Un fotógrafo de la agencia AP acreditado por varios años en La Habana fue golpeado en la cara y aparece sangrando mientras la policía lo sostiene.

El gobierno de la isla ha repetido que los manifestantes son «mercenarios» «delincuentes» pagados desde el exterior con el apoyo de Estados Unidos.

La Casa Blanca ha reiterado que nada tiene que ver con las protestas y que el gobierno de la isla debe escuchar a su pueblo. También han insistido varios funcionarios de la Administración Biden que la política hacia Cuba sigue «bajo revisión».

La Ministra de Relaciones Exteriores del Reino de los Países Bajos, Sigrid Kaag, escribió en Twitter: «Siguiendo de cerca los desarrollos en Cuba. Debe respetarse el derecho de manifestación, deben cesar las detenciones arbitrarias y todas las partes deben abstenerse de cometer actos de violencia. Los detenidos sin base jurídica deben ser puestos en libertad de inmediato. Los cubanos tienen que poder determinar su propio futuro».

“Un manifestante pacífico no es un criminal”, dijo a la VOA Adam Isacson, director del Programa de vigilancia de seguridad de la Oficina de Asuntos Latinoamericanos en Washington (WOLA, por sus siglas en inglés).

Para Isacson, el margen de los participantes que cometen actos de vandalismo o violencia son una minoría pequeña y rechaza que sean catalogados como vándalos: «El Gobierno usa el ejemplo de ese minoría pequeña para caracterizar a todos los manifestantes de vándalos y eso no es válido, no es justo», dijo.

Isacson dijo que la comunidad internacional “en su mayoría, ha actuado bien”. No obstante, criticó la reacción de México.

“Vi un titular sobre las declaraciones del presidente de México que para mí sí eran decepcionantes», dijo. «Las voces más contundentes fuera de Estados Unidos, hablando de Europa y otros actores han sido fuertes en dejar claro que estaban vigilando por la seguridad de los manifestantes y su capacidad de seguir expresándose», reconoció el experto.

¿Qué más esperar?

Estados Unidos ha dicho que sigue de cerca los sucesos y que sigue revisando su política. El Gobierno de Biden bien podría mantener las medidas implementadas por su predecesor Donald Trump o retornar a la política de mayor acercamiento de la era de Barck Obama, que Biden acompañó como vicepresidente estadounidense en aquel momento. La Casa Blanca dice que trabaja el tema de Cuba junto a países aliados y que tiene comunicación con el gobierno de la isla por la vía diplomática.

En Europa crece la presión para que el Parlamento Europeo responda más críticamente a la situación en Cuba. “No sabemos qué esperar hoy o mañana”, dijo Henken. “Las declaraciones del presidente Miguel Díaz-Canel asustan porque su manera de incitar violencia en contra de protestas pacíficas y tildándolos de mercenarios, gusanos y dando carta abierta a los supuestos revolucionarios en Cuba a atacarlos, a acallarlos, eso sí es preocupante”, concluyó Ted Henken.

Related posts

Tribunal Supremo de Bolivia completa el 100% del conteo electoral

Redacción Teleprensa

1,500 paquetes alimentarios de El Salvador fueron entregados en México

Mario Rogel

Lenín Moreno explica el traslado del gobierno de Ecuador a Guayaquil y acusa de nuevo a Correa

Redacción Teleprensa