Teleprensa
Internacionales

CIDH a Nicaragua: es urgente liberar de inmediato a las personas detenidas

Nicaragua – La Voz de América

Mientras continúan los arrestos este fin de semana en Nicaragua, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó al Gobierno de Daniel Ortega que informe sobre el paradero de la activista opositora Violeta Granera, presa en su casa por pedir «intervención militar» y que habría sido trasladada por la Policía «en un vehículo no oficial» a un lugar no revelado.

Granera, de 68 años y socióloga de profesión, es hija de Ramiro Granera Padilla, un senador liberal durante la presidencia del dictador Anastasio Somoza Debayle y asesinado por un comando del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) poco antes de que llegara al poder el FSLN.

El organismo además reiteró su llamado «urgente a liberar de inmediato a las personas detenidas arbitrariamente en Nicaragua, y a restablecer las garantías para el pleno goce de derechos civiles y políticos, en particular, de quienes aspiran concurrir a cargos de elección pública». 

La organización Unidad Nacional Azul y Blanco, a la que pertenece la activista opositora, expresó su preocupación por la situación de ella y otros presos políticos.

La CIDH recordó que Granera cuenta con medidas cautelares desde el 2019: «[CIDH al gobierno de Nicaragua] le recuerda su deber proteger la vida e integridad de personas bajo su custodia».

La Voz de América ha venido informando sobre la crisis sociopolítica en Nicaragua que parece profundizarse más de cara a las elecciones previstas para este 7 de noviembre. El martes pasado, la Policía Nacional hizo una redada contra opositores y precandidatos presidenciales, a quienes arrestó y acusó de varios delitos.

Entre los más recientes están el precandidato y politólogo graduado de Harvard Félix Maradiaga, y el precandidato presidencial y economista Juan Sebastián Chamorro.

También fueron detenidos el expresidente de la patronal nicaragüense José Adán Aguerri y la líder opositora Violeta Granera, pero esta última, a excepción del resto, había quedado bajo arresto domiciliario hasta la acción reciente que la mantiene en paradero desconocido. 

A comienzos de este mes la región reaccionó por las acciones del Gobierno contra la opositora Cristiana Chamorro, hija de la expresidenta de Nicaragua Violeta Barrios de Chamorro y quien lidera en las encuestas como la favorita para derrotar a Ortega en los comicios generales de noviembre. Su casa fue allanada por agentes de la policía y permanece bajo arresto domiciliario. También está detenido el precandidato presidencial Arturo Cruz.

Ortega, de 75 años, quien retornó al poder en 2007 y gobierna desde 2017 junto a su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, aspirará por octava vez a la presidencia en noviembre.

Su presidencia ha sido ampliamente criticada por Estados Unidos, gobiernos de la región y organizaciones internacionales por estas y otras acciones que atentan contra el Estado de Derechos y la democracia.

Siguen las detenciones

El sábado la Policía detuvo a la dirigente opositora Daysi Tamara Dávila Rivas bajo la acusación de «incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos» y «pedir intervenciones militares» contra el Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega.

El arresto de Dávila Rivas, miembro del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco, es el octavo que realiza la Policía Nacional contra disidentes en los últimos días, incluyendo los cuatro aspirantes a la presidencia de Nicaragua por la oposición.  

En una declaración, la Policía indicó que Dávila Rivas, hija del coronel retirado fallecido Irvin Dávila, está siendo investigada «por realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía, y la autodeterminación, incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos, y pedir intervenciones militares».

El diario La Prensa mostró imágenes del momento del arresto.

Sanciones de Estados Unidos

El gobierno de Estados Unidos anunció el miércoles pasado nuevas sanciones económicas contra cuatro individuos ligados al Gobierno del presidente Daniel Ortega en Nicaragua, a raíz de las detenciones y acoso del mandatario contra sus posibles rivales electorales.

“El gobierno de Estados Unidos hace un llamado al presidente Daniel Ortega y al Gobierno de Nicaragua a liberar de inmediato a los candidatos presidenciales Cristiana Chamorro, Arturo Cruz Félix Diego y Juan Sebastián Chamorro, así como otros líderes de la sociedad civil y de la oposición que han sido detenidos durante la última semana en una creciente ola de represión”, dijo entonces l portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

Los sancionados son el diputado Edwin Castro, jefe de bancada del oficialista Frente Sandinista y operador político de dicho partido; el presidente del Banco Central de Nicaragua, Ovidio Reyes; Camila Ortega Murillo, hija de la pareja presidencial Daniel Ortega y Rosario Murillo, así como Julio Rodríguez Balladares, un exmilitar que dirige el Instituto de Previsión Social Militar (IPSM).

* Fotografía de referencia

Related posts

El histórico encuentro entre Trump y Kim en la Zona desmilitarizada

Nora Moreno

OMS vincula la pandemia de COVID y la interrupción de servicios de salud

André Sandoval

Centroamérica y España piden a Nicaragua liberación de líderes políticos

André Sandoval