Teleprensa
Nacionales Opinión

¿A dónde están las Gitanjali Rao salvadoreñas?

Por Camila Calles Minero*

La niña científica del año fue presentada al mundo por la revista Times, se trata de Gitanjali Rao, quien ilustra la portada de dicho medio de comunicación para demostrarle al mundo que la ciencia no es exclusiva de los adultos ni de los hombres.

Esta científica e inventora de quince años de edad, fue seleccionada entre otros 5,000 jóvenes estadounidenses, que tienen entre 8 y 16 años y que se han dedicado a producir ciencia.

Gitanjali Rao y los otros 5,000 jóvenes, no solo nos muestra que las mujeres están presentes en la producción científica, sino que además subraya la importancia del estímulo a la juventud para que generen nuevo conocimiento, para despertar su creatividad, su pensamiento crítico y nunca se acabe la curiosidad.

¿Cuántos jóvenes en El Salvador estarán produciendo ciencia?

¿En El Salvador, trabajamos para fomentar que la juventud aporte en la solución de los problemas principales del país por medio de la ciencia? Estas y otras tantas preguntas surgen al leer la historia de Gitanjali Rao. Y las respuestas no se encuentran.

De acuerdo al Estado Mundial de la Ciencia 2020, de la Red de Indicadores de Ciencia y Tecnología Iberoamérica e Interamericana (RICYT), El Salvador invirtió en 2019 el 0.16% del PIB en actividades de I+D (Investigación y Desarrollo).

Por su parte, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) reporta para el 2018, una inversión de $306,790.07 en actividades de Enseñanza y Formación Científica y Técnica (EFCT).

Estas inversiones no son suficiente para que en El Salvador surjan figuras como Gitanjali Rao, y seguramente, en los centros educativos de todo El Salvador, hay más de un o una joven con vocación científica, con curiosidad por descubrir y aportar. El reto es encontrarlos e impulsarlos. Al no ponerles atención estamos dejando morir a la comunidad científica salvadoreña.

Gitanjali Rao también lanza el desafío de potenciar el desarrollo de las mujeres en la ciencia desde temprana edad. Impulsar el involucramiento de las niñas en la generación de conocimiento, pero sobre todo visibilizar los esfuerzos y aportes que las jóvenes están haciendo.

La comunidad científica salvadoreña muestra grandes brechas entre hombres y mujeres. Para el 2018 CONACYT, registró en el informe de Indicadores de Recursos Humanos en Ciencia y Tecnología a 1,035 personas como investigadores, de las cuales solamente 400 son mujeres, de ellas, solamente se registran 17 con grado de doctorado, 152 con maestría y las demás con licenciatura.

Los números hablan, se necesita fomentar la participación científica de las mujeres en todas las áreas de la ciencia, pero para ello también hay que crear programas de formación que conduzcan a una mejor y mayor presencia de las mujeres.

Los procesos de enseñanza aprendizaje de todas las áreas del conocimiento están conducidos, principalmente, por hombres. El informe de Resultado de Información Estadística de las Instituciones de Educación Superior 2019 del Ministerio de Educación apunta que, del total de docentes de las universidades, institutos tecnológicos e institutos especializados, solamente el 38.39% son mujeres.

Es hora de hacer algo concreto para cambiar esas cifras. Podemos empezar buscando dónde está nuestra juventud con ganas de hacer ciencia, conozcamos sus intereses, sus virtudes, sus aportes. Y si sabemos quiénes son, hagámoslos visibles, mostremos al mundo su potencial, construyamos procesos que permitan que sigan adelante.

Identifiquemos a las Gitanjali Rao salvadoreñas, seguramente hay muchas en todos los rincones del país esperando ser identificadas, apoyadas y reconocidas.

*Camila Calles Minero es directora de investigaciones de la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC). Es doctora en Estudios Sociales de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad de Salamanca, tiene una maestría en esa misma área y otra en docencia universitaria. También es licenciada en Periodismo. Ejerció el periodismo por más de 10 años y actualmente realiza investigaciones científicas en Comunicación Social; Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS) y Género. Es editora de la revista científica entorno, de la UTEC.

*Camila Calles Minero es directora de investigaciones de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec). Es doctora en Estudios Sociales de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad de Salamanca, tiene una maestría en esa misma área y otra en docencia universitaria. También es licenciada en Periodismo. Ejerció el periodismo por más de 10 años y actualmente realiza investigaciones científicas en Comunicación Social; Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS) y Género. Es editora de la revista científica Entorno, de la Utec.

Related posts

Casos de covid llegan a 546 en los últimos dos días según sitio gubernamental

Nora Moreno

FGR allana sede de ARENA por desvío de fondos en caso Taiwán

André Sandoval

Gobierno multa a aerolínea por permitir ingreso de viajero con covid-19

Mario Rogel