Teleprensa
Nacionales

Zelaya responsabiliza a diputados de falta de fondos para Fomilenio II

Con reportes de Adriana González

El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, responsabilizó a los diputados de la Asamblea Legislativa por la falta de fondos que obligó a Fomilenio II a suspender cinco proyectos de infraestructura. 

Este martes, Fomilenio II anunció la suspensión de la construcción del Periférico Claudia Lars, los recintos fronterizos Anguiatú y El Amatillo, el sistema de riego de El Paisnal y el centro escolar San Antonio por la falta de recursos para completarlos. 

La institución, que administra la donación de la Corporación Reto del Milenio (MCC), dijo haber recibido una notificación del Ministerio de Hacienda donde se le informó que los $50 millones reorientados el jueves pasado por la Asamblea para Fomilenio II no estaban disponibles, porque “previamente fueron aprobados para otros destinos en el decreto original que fue reformado”.

“Hoy por hoy la responsabilidad de lo que suceda con Fomilenio es de la Asamblea Legislativa. Solo tienen que apretar el botón”, dijo Zelaya.

En contraste con la comunicación enviada a Fomilenio II, Zelaya sostuvo que los recursos sí están disponibles. “El dinero está ahí, está disponible. Eso que dicen que el dinero no existe, mentira, eso es mentira”, aseguró.

El ministro afirmó que los fondos que reorientaron los diputados provienen del fideicomiso para apoyar a las empresas afectadas por la covid-19. Sin embargo, ese no es el origen de los recursos que la Asamblea dirigió a Fomilenio II.

El jueves 27 de septiembre, los diputados reformaron el artículo 2 del decreto legislativo 640, aprobado en mayo. En él, autorizaron al Gobierno para buscar $1,000 millones en deuda pública, de los cuales $600 millones eran para el mencionado fideicomiso y los $400 millones restantes eran un refuerzo presupuestario. De este último rubro provienen los $50 millones reorientados para Fomilenio II.

Los $1,000 millones se obtuvieron a través de una emisión de bonos realizada en julio, pero los $600 millones para el fideicomiso no salieron de esa colocación. El mismo presidente Nayib Bukele informó en octubre que la ayuda a las empresas se financió con una colocación de Certificados del Tesoro (Cetes) realizada en septiembre.

“Hubo un escándalo que hizo la oposición porque nosotros habíamos colocado 645 millones de dólares en Cetes y dijeron: – ¿El Gobierno para qué quiere este dinero? -, nosotros no les íbamos a decir porque si les decíamos era capaz que pasaban una ley en contra de la empresa privada. Y entonces nosotros lo que hicimos con ese dinero fue fondear el fideicomiso”, dijo Bukele.

Al margen de los argumentos, Hacienda sostuvo que su única alternativa es prestar más dinero. “Entonces la única fuente que me quedan son los préstamos y eso lo aprueba la Asamblea Legislativa”, argumentó. Zelaya.

Por su parte, el asesor jurídico de la presidencia, Javier Argueta, dijo que el Ejecutivo no será el responsable si el Estado cae en incumplimiento de contratos con los proyectos de Fomilenio II. “Alguien va a tener que pagar responsabilidad y esas van a ser las personas que están en la Comisión de Hacienda”, aseguró.

Related posts

Comisión de antejuicio emite dictamen favorable para desaforar a Arriaza Chicas

Mario Rogel

Otra cooperativa financiera denuncia a la alcaldía capitalina por retener cuotas

Redacción Teleprensa

EE. UU. anuncia visita a El Salvador de su enviado para el Triángulo Norte

Redacción Teleprensa