Teleprensa
Internacionales

Costarricenses se enfrentan con la policía en masiva protesta por acuerdo con FMI

Texto y fotos: Adriana González Escobar

Cientos de personas llegaron desde diferentes provincias hasta la capital, el 12 de octubre, para marchar desde el centro de San José hasta la Casa Presidencial costarricense, en rechazo al acuerdo que el Gobierno busca con el Fondo Monetario Internacional (FMI), a cambio de un préstamo de $1,750 millones. 

Los manifestantes, desde niños hasta personas de la tercera edad, llegaron con banderas y carteles y consignas para exponer su descontento ante la casa de gobierno. La mayoría llegó a pie, mientras otros en busetas, motocicletas e incluso vehículos de carga. 

Alrededor del mediodía alcanzaron a su destino, donde la Fuerza Pública desplegó antimotines y colocó bardas para contenerlos. Los ánimos se caldearon cuando los agentes se colocaron en la entrada del edificio de la Presidencia, una acción a la que los manifestantes respondieron agitando las bardas y lanzando piedras y otros objetos, lo cual fue contrarrestado con gases lacrimógenos. Al final de la tarde, se conoció que al menos cinco agentes de la Fuerza Pública resultaron heridos durante el enfrentamiento.  

La protesta denominada “gran manifestación nacional” fue convocada por el movimiento “Rescate Nacional”, conformado por sindicatos, representantes del sector agropecuario y otros grupos de la sociedad civil. Esta es la misma organización que promueve otras protestas y bloqueos en diferentes vías que se mantienen en todo el territorio desde hace 12 días, durante los cuales se han visto otros enfrentamientos entre ciudadanos y policías, además de incendios de vehículos. 

Un primer borrador del acuerdo con el FMI incluyó un aumento en los impuestos, pero el Gobierno de Carlos Alvarado decidió retirarlo y trabajar una nueva propuesta, que todavía no es pública. /Adriana González

Las manifestaciones iniciaron después de que el Gobierno costarricense anunció negociaciones con el FMI para lograr un acuerdo de asistencia financiera por tres años, en el marco de un instrumento de “servicio ampliado”, es decir, un préstamo por alrededor de $1,750 millones. 

Este monto, de acuerdo con el Ejecutivo, ayudaría a aliviar el golpe económico que ha dejado la pandemia de covid-19. Según el Gobierno costarricense, al cierre de 2020 el país se enfrentará a una contracción económica del 9 %, un déficit fiscal que rebasaría el 9 % del PIB y la deuda pública se acercaría al 70 % del PIB. 

Para obtener el desembolso, se hizo una primera propuesta de acuerdo que implicaría aumentos temporales a los tramos del Impuesto sobre la Renta para personas naturales y jurídicas, y la imposición de un gravamen sobre todas las transferencias bancarias. Sin embargo, hace una semana el presidente Carlos Alvarado anunció que se trabajaría una nueva propuesta, la cual todavía no se ha anunciado. 

En tanto, este domingo, Alvarado envió un mensaje a la nación, junto al presidente de la Asamblea Legislativa, Eduardo Cruickshank Smith, en el cual hicieron un nuevo llamado para una mesa multisectorial de diálogo que atienda la crisis económica y la situación fiscal, en un proceso que iniciaría el próximo sábado y duraría hasta cuatro semanas, con el acompañamiento de 25 representantes de la sociedad civil.

Related posts

Familiares de Soleimani advierten que su muerte traerá consecuencias para Estados Unidos e Israel

Nora Moreno

Terremoto en Turquía: rescatan a una niña de dos años que llevaba 28 horas bajo los escombros

Nora Moreno

Tiroteo en Filadelfia: al menos 5 policías heridos

Nora Moreno