Teleprensa
Nacionales Política

Frente a las protestas por el Fodes, la narrativa gubernamental predominó en Twitter

El 6 de octubre, miles de personas salieron a las calles de El Salvador a protestar contra el Gobierno central por el impago del Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios (Fodes), recursos que las alcaldías necesitan para pagar diferentes obligaciones, entre ellas los salarios de los empleados municipales. Sin embargo, en las redes sociales se llevaba una disputa diferente. Funcionarios del Ejecutivo, incluyendo al presidente Nayib Bukele, utilizaron la etiqueta #MarchaDeCorruptos para dominar la narrativa en Twitter y posicionarse como los buenos frente a los manifestantes.

El proyecto Lab-Dat analizó cerca de 7000 tuits, entre el 6 y 7 de octubre, que usaron la etiqueta #MarchaDeCorruptos. En su informe, concluyó que solo el 3.79 %  de las publicaciones eran originales y el restante 96.21 % eran citas del tuit original o simples retuits. 

Según Lab-Dat, el propósito principal de estos mensajes era sembrar la idea que las protestas impulsadas por alcaldes de los partidos de la oposición y empleados municipales no respondían a la urgencia de un desembolso, sino que pretendían generar “la sensación de que las protestas perseguían una finalidades políticas, no vinculantes con el Fodes”.

Omar Luna, coordinador de Lab-Dat, afirmó que el Gobierno logró imponer su narrativa en Twitter. De acuerdo con el comportamiento de los tuits, dijo Luna, se transmitió el mensaje de que todo lo que hacen “los partidos políticos tradicionales es malo”. 

“Desde la perspectiva digital, la protesta es una forma tradicional de hacer política. Ese era el punto de vista que quería poner sobre la mesa. En ese sentido, afirmando que era una marcha de corruptos, que les había pagado $10 por servicios profesionales, que les habían dado un Burger King, en ese sentido ir posicionando que todo lo que venga de los partidos políticos es malo”, dijo Luna a Teleprensa.

En el informe, Lab-Data también mostró que la interacción de diferentes cuentas “cercaron” a las de los partidos Arena y FMLN “para hacer menciones negativas”, explicó Luna. De esta manera, se amplificaron los mensajes que siembran en el imaginario colectivo que las protestas perseguían fines políticos distintos al desembolso del Fodes.

“(Twitter) es una parte significativa de la narrativa del Gobierno, pero se han dado cuenta que necesitan combinar estos elementos digitales con las narrativas tradicionales. De lo contrario, no estuvieran con la construcción del Noticiero ni con la campaña para ese nuevo Diario El Salvador”, agregó Luna.

Alcaldías al borde de una crisis financiera

El 6 de octubre, alcaldes y empleados municipales bloquearon diferentes calles del país para exigir el desembolso del Fodes. La Fiscalía ordenó a la Policía investigar a los responsables de impedir la libre circulación./Fotos: Teleprensa

El Fodes se creó por ley y en ella se establece que el Gobierno debe entregar a las comunas el equivalente al 10 % de los ingresos corrientes netos que entren a las arcas del Ministerio de Hacienda. Estos recursos llegan a las alcaldías a través del Instituto Salvadoreño de Desarrollo Municipal (Isdem), quien funge como un intermediario. Según el Isdem, el último pago que recibieron las alcaldías fue en junio y correspondió a los fondos de mayo.

Los datos de Isdem revelan que el Ejecutivo acumula una deuda de $165,162,140.28 por el impago de junio, julio, agosto y septiembre. No obstante, hasta el 6 de octubre hizo anticipos por $23,229,399.60, por lo que el monto pendiente ascendió a $141,932.740.68.

La presidenta de la Corporación de Municipalidades de El Salvador (Comures), Milagro Navas, dijo a Teleprensa que unas 80 alcaldías están al borde de la quiebra por la falta del Fodes, ya que con estos recursos no solo se paga a los empleados, también servicios y se financian proyectos.

Mientras tanto, el Gobierno insiste en que la pandemia de coronavirus ha reducido la recaudación de ingresos y necesita que la Asamblea Legislativa ratifique los préstamos pendientes para honrar estas obligaciones. No obstante, sus mismas estadísticas revelan que ya obtuvo millones de dólares en deuda pública durante la emergencia por covid-19.

Solo en septiembre logró $645.8 millones con la colocación de Certificados del Tesoro (Cetes). Además, entre enero y agosto obtuvo $1,208.24 millones en Letras del Tesoro Público (Letes), que al igual que los Cetes son instrumentos de deuda pública que no necesitan la autorización de la Asamblea para emitirse.

Precisamente para convencer a los diputados que autoricen más endeudamiento para pagar el Fodes, el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, convocó a una reunión en su oficina, este sábado, al presidente del Legislativo, Mario Ponce, a los jefes de fracción y a la presidenta de Comures.

Hasta la fecha, solo diputados de Gana y PCN han confirmado su asistencia. El resto de fracciones han criticado la invitación porque consideran que el impago del Fodes debe discutirse en la Asamblea y no a puertas cerradas. La Comisión Política ya envió una invitación formal a Zelaya para que el lunes acuda al Palacio Legislativo, a las 9:00 de la mañana.

Related posts

Presidente Nayib Bukele acude a Asamblea Legislativa a solicitar autorización para salir del país

Nora Moreno

Minsal reporta 725 casos confirmados de covid-19 en tres días

Mario Rogel

Jóvenes de la comunidad El Coro beneficiados con Programa piloto Comunidades Sostenibles del INJUVE

Nora Moreno