Teleprensa
Nacionales

Montano, el primer militar condenado por la masacre de los jesuitas

Inocente Montano se convirtió este viernes en el primer militar en ser condenado por la masacre de seis padres jesuitas, su colaboradora y la hija de esta, perpetrada por el ejército salvadoreño el 16 noviembre de 1989 al interior de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA), durante la guerra salvadoreña.

Este viernes, la Audiencia Nacional de España impuso a Montano una pena de 133 años, cuatro meses y cinco días de prisión por la autoría en el asesinato de los cinco jesuitas españoles.

“Condenamos a Inocente Orlando Montano Morales como responsable en concepto de autor de cinco delitos de asesinato de carácter terrorista ya definidos en las personas de don Ignacio Ellacuría Beascoechea, de don Ignacio Martín Baró, de don Segundo Montes Mozo, de don Amando López y de don Juan Ramón Moreno Pardo”, reza la sentencia. Por cada uno de los delitos, Montano deberá pagar una pena de 26 años, ocho meses y un día.

La Audiencia Nacional también señaló a Inocente Montano como el responsable del asesinato de los salvadoreños Joaquín López y López, uno de los padres jesuitas masacrados, así como de la colaboradora de los sacerdotes, Alba Ramos y de la hija de esta, Celina Ramos. No obstante, no lo condenó por estos crímenes.

Durante el juicio desarrollado en Madrid, y que inició el 8 de junio, los testigos de la querella señalaron a Montano como uno de los autores intelectuales de la masacre, pero también revelaron que el expresidente Alfredo Cristiani tenía conocimiento de la operación militar que se gestaba en contra de los jesuitas de la UCA. También señalaron al ahora diputado Rodolfo Parker de encubrimiento, así como al Gobierno de Estados Unidos de aquel entonces.

UCA: “La Tandona” encubrió graves atentados

En un comunicado, la UCA se pronunció sobre la decisión de la Audiencia Nacional. Señaló que las condenas por homicidio o terrorismo “nunca son un motivo de alegría” porque reflejan “la triste realidad de un momento de la historia y lo peor de la condición humana, su capacidad de ofender gravemente a la vida y romper con la fraternidad a la que todos estamos llamados”.

La universidad de la Compañía de Jesús afirmó que el proceso evidenció que la Fuerza Armada, y en particular la promoción de 1966 de la Escuela Militar – conocida como “La Tandona” – fue una “maquinaria criminal y encubridora de graves atentados contra la ciudadanía salvadoreña y el Estado de derecho, valiéndose de un poder que sobrepasa las funciones que le otorga la Constitución”. 

La condena de Montano es un avance para la justicia y la verdad. En ese sentido, dijo esperar que las pruebas y testimonios conocidos durante el proceso sirvan para retomar el caso en El Salvador, donde el proceso está paralizado. Pero también señaló que mientras la Fuerza Armada “no pida perdón a nivel institucional por los graves crímenes cometidos en el pasado y no coopere con la justicia abriendo sus archivos, difícilmente podrá ser considerada una institución democrática y respetuosa de los derechos humanos”.

Related posts

Alcaldía de Santa Tecla invertirá $500,000 en plan de bacheo

Redacción Teleprensa

Rubén Zamora critica convenio de seguridad firmado entre E.U y El Salvador

Nora Moreno

Organizaciones destacan la importancia de la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Nora Moreno