Teleprensa
Nacionales Política

Gobierno: entre negociar prórroga o aceptar nueva ley para enfrentar COVID-19

Por César Méndez Madrid

La carrera contrarreloj inició. La administración de Nayib Bukele se enfrenta de nuevo al dilema de negociar intensamente durante las próximas 48 horas para prorrogar la ley de  emergencia por el coronavirus, que vence este 16 de mayo, o aceptar una nueva normativa, planteada por el partido ARENA para – entre otras cosas – enfrentar los efectos sanitarios de la COVID-19 y reactivar la economía nacional.

Un grupo de funcionarios del Gobierno de Nayib Bukele, encabezados por el secretario Privado de la Presidencia, Ernesto Castro, llegaron este jueves a la Asamblea Legislativa a solicitar la prórroga del Estado de Emergencia y de la Ley de Regulación para el Aislamiento, Cuarentena y Vigilancia por el COVID-19. En su lugar, los legisladores buscan sustituir la herramienta legal por una normativa que garantice la reactivación de la economía.

La petición de prórroga al Estado de Emergencia llegó al filo del plazo de vencimiento, durante la sesión plenaria ordinaria de este jueves. Castro, acompañado de otro grupo de funcionarios, pidieron a los diputados la extensión por 15 días más de la ley que faculta al Ejecutivo a realizar transferencias de una dependencia gubernamental a otra, sin dar explicaciones a la Asamblea. Sin embargo, los parlamentarios dicen que no darán sus votos a priori.

Los señalamientos

El manejo gubernamental de la pandemia de COVID-19 no tiene del todo satisfechos a los partidos mayoritarios en la Asamblea Legislativa. Tanto el partido de derecha, ARENA, como el FMLN aseguran que no darán sus votos para la extensión del Estado de Emergencia, sin antes conocer de forma exhaustiva el manejo sanitario y presupuestario de la ley que tiene en vigencia desde marzo pasado.

“Es simplemente una prórroga, no tiene ningún cambio”, dijo Castro al presentar la petición ante el presidente legislativo, Mario Ponce.

A estas peticiones se suman los constantes señalamientos realizados por sectores académicos y políticos, así como de la comunidad internacional, sobre abuso de poder y fuerza por parte de la administración Bukele. Incluso senadores estadounidenses han señalado las denuncias de violaciones a derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad durante la implementación de la emergencia por COVID-19.

Pero el Gobierno insiste en la extensión de las dos herramientas legales, que en el caso de la ley de emergencia vence el sábado 16 de mayo, mientras el día 21 perderá vigor la ley de cuarentena.

Hasta el momento, los únicos votos que tiene seguros Bukele son los 10 legisladores del partido que lo llevó a la Casa Presidencial: Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA). Pero para prorrogar las leyes requiere de 43 votos, es decir, mayoría simple.

Las tareas sin cumplir 

Uno de los aspectos que los legisladores señalan como tareas pendientes del Gobierno para prorrogar el Estado de Emergencia es precisamente la falta de un plan de reactivación económica, que quedó plasmado en el dictamen emitido por la comisión política el 2 de mayo pasado, cuando le otorgaron la última prórroga.

Los parlamentarios colocaron dos candados al Ejecutivo para posteriores extensiones y estas eran la presentación de un plan de reactivación económica y detallar un informe sobre el manejo sanitario y hacendario de la pandemia. De estos tres elementos, el Gobierno no ha presentado ninguno hasta el momento.

Ante esto, ARENA señaló que no darán sus votos para una “cuarentena especial”, como la que se ejecuta con el Decreto Ejecutivo 24 y que restringe el transporte público y limita la circulación de acuerdo al número final del DUI. Tampoco darán sus votos para extender el Estado de Emergencia.

El presidente del Consejo Ejecutivo del partido ARENA (Coena), Erick Salguero, dijo que ellos analizan una nueva normativa. “Es una ley especial que pueda ser para la contención y erradicación del COVID, con un propósito que podamos volver a nuestras actividades cotidianas”, dijo el líder opositor.

La decisión política del partido con mayor representación en el legislativo no cayó en gracia al presidente Bukele, quien respondió desde su cuenta de Twitter: “quieren acabar con la pandemia por decreto legislativo” y agregó que  “el objetivo es claro: quieren quitarle todas las herramientas legales al Gobierno y dejarlo sin un centavo, para que no puedan enfrentar la pandemia”.

Related posts

Asamblea Legislativa instala Comisión Especial para investigar a director de Reconstrucción del Tejido Social

Nora Moreno

Gabinete Social anuncia nueva compra de medicamentos

Nora Moreno

El centro vuelve a vivir: suspenden cordón preventivo

Redacción Teleprensa