Teleprensa
CORONAVIRUS EN EL SALVADOR Nacionales

Banderas blancas para pedir ayuda alimentaria

Con reportes de Luis Muñoz y Cristóbal Ayala

En el refrigerador de esa casa del polígono 19 de la Urbanización Altavista, no había más que agua en botellas de plástico. La bandera blanca colocada al frente de las viviendas de 95 familias de esa colonia es un llamado de auxilio.

Altavista, es una populosa colonia que abarca tres municipios y uno de ellos es Tonacatepeque. La gente dice que no conoce al alcalde y aun así tratan de llamar su atención, la del Gobierno o en última instancia del alguien que pueda llevarles algo ayuda para seguir sobreviviendo en lo que resta de la cuarentena.

Aquí vive gente que vive del comercio informal, motoristas sin salarios por la suspensión del transporte, peluqueros, aprendices de oficio. Es decir, personas que viven de lo que ganan día a día y que desde el 21 de marzo deben cumplir la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno para contener la COVID-19.

Samaria Zuniga atendía un pequeño negocios productos comestibles. “Ahora está cerrado, pues se vendió lo último y el resto lo comimos en mi casa”, dice lamentando la situación que ahora viven los seis miembros de su hogar.

María Sánchez no ha salido a trabajar porque está prohibido y también porque cuida a su hija que recién ha dado a luz y se preocupa porque la joven tiene que amamantar a su hijo, pero faltan los alimentos y los antibióticos que toma por la cesárea no ayudan para que baje la leche, explica su madre.

La crisis de estas familias llamó la atención de muchos por las banderas blancas o camisetas con leyendas en las que piden ayuda y las han colocado en el frente de sus viviendas, como un recurso desesperado para no morir de hambre y no por el virus mortal que les mantiene encerrados sin poder ganarse la vida.

Así como en Altavista, familias en el mesón 201 del Barrio Modelo, en San Salvador, piden ayuda alimentaria con un cartel que han colgado a la entrada del lugar. Son 25 familias las que habitan el mesón y la mayoría se dedica al comercio informal.

Esta mañana, la Alcaldía de San Salvador acudió a su llamado y les entregó canastas de víveres.

Al final de la tarde de este miércoles 13 de mayo Carlos Marroquín , director del Tejido Social junto al ministro de Gobernación Mario Durán, hicieron entrega de 5 mil víveres a los habitantes de la Residencial Altavista en Tonacatepeque, como respuesta inmediata al llamado que realizaron.

Related posts

DAN desarticula agrupación dedicada a comercializar drogas en Antiguo Cuscatlán

Nora Moreno

UTEC realizó reunión anual con red de centros educativos nacionales y privados

Nora Moreno

MARN pronostica más lluvias durante esta tarde y durante el fin de semana

Nora Moreno