Miles de personas son evacuadas debido al inusual tifón de diciembre que trae fuertes lluvias en Filipinas

Miles de personas están siendo evacuadas de sus hogares en Filipinas mientras un tifón inusual de diciembre se acerca a algunas de las áreas más densamente pobladas del país, incluida la capital, Manila.

Se espera que el tifón Kammuri, conocido localmente como Tisoy, se fortalezca al equivalente de un huracán de categoría 3 el martes por la mañana, hora de Filipinas, y toque tierra en el sureste de Luzón, la isla más grande y poblada del país. Las autoridades de la provincia de Albay comenzaron a evacuar a 100.000 personas en anticipación de la tormenta, según la Agencia de Noticias de Filipinas (PNA) administrada por el gobierno.

Tenemos que evacuarlos y para aquellos (residentes) que son tercos, he ordenado a la policía que los traiga a la fuerza a los campos de evacuación más cercanos”, dijo el gobernador de Albay, Al Francis Bichara, informó PNA.

La tormenta está acumulando vientos de 150 kilómetros por hora , pero se espera que aumenten a 185 kph. Se pronostica que el sur de Luzón recibirá de 20 a 30 centímetros de lluvia, lo que conllevará un riesgo de inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra. Las ráfagas de viento superiores podrían alcanzar los 200 kph.

La señal de advertencia de ciclón tropical número 3, por fuera de la escala nacional de cinco niveles del país, ha sido emitida por las autoridades en varias partes de Filipinas, mientras que la señal n.° 2 se ha emitido solamente para la zona metropolitana de Manila.

Kammuri obligó a las escuelas de toda la región a cerrar el lunes, según CNN Filipinas. La aerolínea con sede en Filipinas Cebu Pacific ha cancelado una serie de vuelos.

También existe la preocupación de que la tormenta pueda afectar los Juegos del Sudeste Asiático de 2019, una competencia atlética regional bienal que organiza Filipinas. Se espera que los juegos, que comenzaron formalmente el sábado, incluyan a más de 8.000 atletas de 11 países participantes.

Diciembre generalmente marca el final de la temporada de tifones en Filipinas, por lo que si bien es raro que el país sea golpeado por tormentas poderosas a finales de la temporada, no es desconocido.

Fuente: CNN

No hay comentarios! Sé el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.