Teleprensa
Deportes

Alianza ante su cita histórica

Por Joel Cañas

Con el naciente fervor de jugar un certamen regional y la importancia sobrenatural de conseguir un título antes tus pares, los más icónicos de Centroamérica, los equipos a los que históricamente te has querido comparar, con o sin fundamentos; tras la amarga eliminación en Cuartos de Final ante Olimpia en aquel bipolar 2017, renovados, con bajas importantes, sin ventajas, 2 años después con dudas y tal vez sin acatar las lecciones.

Este jueves, el mimado de la capital, al primero y al último campeón regional salvadoreño, se le presenta la oportunidad de una revancha histórica, tan importante como el espacio que perdió el fútbol nacional en CONCACAF. Aún y cuando el 1-1 de la ida en las semifinales de Liga CONCACAF permita ideas dubitativas.

Y es que el fútbol ha sido ingrato con Alianza en los últimos años. Fuera de actuaciones arbitrales y yerros organizacionales, entre técnicos más conservadores y plantillas poco planificadas, Alianza llegó a semifinales en un torneo de la región. ¡Aparecimos!

Sin el oportunismo de ajustar post-partido el sistema táctico empleado en la ida contra Motagua, las fallas fueron tan claras como las decisiones técnicas adoptadas. El primer partido dejó el sinsabor de un planteamiento tímido, de no arriesgar estando en casa, de jugar para no perder, aun siendo locales. ¿Acaso no es temerario inventar, experimentar y sorprender jugándose la fase más importante de un torneo al que muchos consideran un tónico milagroso capaz de curar cualquier herida futbolera del pasado, como el póker de finales perdidas, por ejemplo?

Matar o morir, en la guerra. Arriesgar o perder, en la cancha. Bajo cualquier lema, la afición salvadoreña espera ver una proeza, el aliancismo merece reír por lo que sea. El país necesita aparecer de nuevo en las grandes citas del mundo fútbol. Pero si Alianza quiere cosechar los frutos asegurados que brinda el trabajo serio y dedicado, debe arriesgar. Arriesgar para ganar, aprovechar esta oportunidad única de buscar algo más allá de ese único partido de los mayos y los diciembres.

Nadie encontrará los argumentos para criticar que no se pudo dar más adentro de la cancha, en la vida, saliendo de aquí y al llegar allá. Ver de nuevo en un salvadoreño la intención imperiosa de triunfar.

Con cariño, admiración y las mejores vibras del mundo para la historia de este Alianza internacional.

Related posts

Jhon Viáfara: extraditan a Estados Unidos al exfutbolista de la selección colombiana acusado de narcotráfico

Redacción Teleprensa

Real Madrid vs Chelsea y Manchester City vs PSG: listos los emparejamientos de semifinales en Champions

André Sandoval

El Salvador baja una casilla en el ránking FIFA

Redacción Teleprensa