Se agudizan protestas contra Lenín Moreno en Ecuador

Cientos de manifestantes, en su mayoría indígenas, irrumpieron ayer martes en la sede de la Asamblea Nacional de Ecuador en medio de las protestas que se iniciaron la semana pasada por la subida del combustible decretada por el Gobierno de Lenín Moreno. Los que se encontraban en primera línea lograron acceder al Parlamento, aunque las fuerzas de seguridad los han expulsado poco después con gases lacrimógenos. El Gobierno ha decretado el toque de queda a partir de las 20.00 en las zonas próximas a edificios gubernamentales. 

El día clave para medir el impacto de las protestas será, en cualquier caso, este miércoles. Los organizadores de la huelga esperan que la jornada movilice a decenas de miles de personas. En la capital se han producido las protestas más violentas desde que se convocaran las manifestaciones tras las medidas económicas anunciadas por el presidente. Al menos 570 personas han sido detenidas desde el pasado jueves.

Un joven que había resultado herido en una de las protestas que tienen lugar en Quito ha muerto este martes en un hospital, informa la agencia Efe. Desde que comenzó la ola de protestas ha habido cuatro víctimas mortales. En este caso se trata de Marco Oto, de 26 años, quien quedó presuntamente atrapado junto con otros jóvenes entre una puerta metálica y agentes motorizados en un paso peatonal elevado, según el comunicado de la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (Cedhu).

“El traslado se efectuó con mucha dificultad debido a la negativa de los manifestantes en el sector que impedían avanzar a la ambulancia”, según la policía. Por el momento, la instancia policial no ha confirmado la muerte del joven, a la vez que descarta cualquier hipótesis que relacione a sus agentes con el fallecimiento.