Teleprensa
Deportes

Funcionó el plan B de Zidane con el Real Madrid

El Real Madrid logró dos victorias seguidas por primera vez esta temporada tras vencer por 2-0 a Osasuna y dar continuidad al triunfo logrado el pasado domingo en Sevilla. El triunfo ante los rojillos mantiene a los merengues como líderes de LaLiga y en esa posición llegarán al derbi ante el Atlético de Madrid del próximo sábado en el Wanda Metropolitano.

La victoria ante Osasuna dejó muy buenas noticias en el conjunto merengue, ya que Zidane planteó una revolución en su once para dar descanso a alguna de sus vacas sagradas y realizó hasta 8 cambios. Sin Benzema, Hazard, Bale, Varane, Courtois, James Rodríguez o el lesionado Modric, el Madrid no se resintió y las sustituciones sirvieron para que algunos jugadores que no habían tenido demasiados minutos se reivindicaran.

En la defensa, el Madrid logró dejar su portería a cero por segundo partido consecutivo y Areola debutó consiguiendo quedarse sin encajar en el Bernabéu, algo que Courtois no conseguía desde el pasado mes de febrero en un duelo ante el Alavés. Para conseguirlo, el portero francés contó con la ayuda de Militao, que se mostró mucho más convincente y seguro que en su gris debut ante el PSG, y Odriozola, que volvió al carril derecho en lugar de Carvajal y no sufrió nada atrás aunque se proyectó menos que de costumbre en ataque. Nacho, que fue el lateral izquierdo de urgencia por la lesiones de Marcelo y Mendy, dejó mejores sensaciones que en noches anteriores aunque aún se le ve lejos de su mejor nivel.

En la medular, Fede Valverde se hizo con un puesto de titular para dar descanso a James y el uruguayo no se desentonó, ayudó en la distribución de balón, sumó en la resta e incluso dejó alguna arrancada marca de la casa, siendo un buen complemento de Kroos y Casemiro, que se mostraron muy cómodos durante casi todo el encuentro, especialmente el brasileño que apagó los pocos fuegos que originó el ataque de Osasuna.

Las mejores noticias para Zidane llegaron en la zona ofensiva. Vinicius, titular tras varios partidos, volvió a marcar casi 8 meses después y no ocultó que se quitó un peso de encima, ya que acabó llorando de alegría al marcar después de que unos minutos antes la grada le pitara. Aliviado, el brasileño dejó sus mejores minutos en mucho tiempo. Por su parte, Jovic, trabajador e incisivo, anotó su primer gol como merengue a pase de otro jugador necesitado de buenas actuaciones como Lucas Vázquez pero el VAR anuló el tanto por un fuera de juego muy ajustado y prácticamente imperceptible incluso por televisión.

Pero sin duda el gran protagonista del partido fue Rodrygo Goes. El brasileño necesitó sólo algo más de 100 segundos en su primer partido como jugador del Real Madrid para marcar su primer gol tras una arrancada y control espectacular y una definición aseada. «Fue la hostia», definió Zidane sobre el tanto del joven brasileño que encandiló al Bernabéu, que vio en directo como el plan B está dispuesto a sumar más esta temporada y permitir que las teóricas estrellas lleguen frescas a partidos como el derbi del próximo sábado en el Metropolitano donde el liderato volverá a estar en juego.

Fuente: OneFootball

Related posts

Selecta sub-20 sigue imparable en el Premundial y clasifica a octavos

Jorge Medina

Clásico español: Real Madrid derrota al Barcelona

Mario Rogel

Nelson Bonilla recae por una lesión muscular en el Bangkok

Redacción Teleprensa